Aguacero, de Luis Roso

Aguacero (publicada el 1 de junio de 2016)
Editada por Ediciones B
400 páginas 
Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.
Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.


Cuando no dejas de leer opiniones positivas sobre una novela en lectores muy distintos, y cuya manera de plasmar sus impresiones te gusta, es fácil que no pierdas la oportunidad de comprarla para poder disfrutarla más tarde, cuando tu lista de pendientes te deje. Esto he hecho con Aguacero. 

Tras alguna lectura fallida buscaba algo que me enganchara, me intrigara, me tuviera pegada a sus páginas y también, por qué no reconocerlo, me tratase como un ser inteligente. Hacía un tiempo que tenía ganas de leer por fin esta novela así que la escogí para disfrutar de la playa este fin de semana, y ha sido un tiempo invertido fantástico. 

Todo transcurre en pocos días, en un pueblo de la sierra norte de Madrid, en unos años que ya no se consideran posguerra pero en los que España era todavía muy diferente, tenía muchas heridas abiertas y había grandes distancias entre pueblos y ciudades.

Narrada en primera persona, el protagonista es un inspector de policía, de la Brigada Criminal de Madrid, al que envían oficiosamente a encargarse de investigar el asesinato de cuatro personas y colaborar con la Guardia Civil de la zona. Este personaje es increíble. Sin dejar el sabor añejo o el color gris, rodeado del humo del tabaco, Luis Roso consigue que el peso de su novela lo lleve un hombre que parece lleno de contradicciones pero que en realidad no lo es. 

Creo que las palabras del autor son perfectas para que lo entendáis: ...un policía como con camisa azul "pero no idiota ni fanático"; sin grandes conflictos ideológicos, "ni al parecer un pasado oscuro que quiera ocultar" (no es un Bernie Gunther, avisa Roso); "una persona en la que se puede confiar hasta el punto en que se puede confiar en un policía del régimen" pero que "no va a jugarse la carrera por nadie" y que, "cuando tiene que utilizar los procedimientos de la policía franquista, los utiliza". A él se le une un compañero muy interesante por su simpleza, su franqueza y por todo lo que representa. El joven guardia civil de nombre Aparecido.

El título es más que premonitorio y nos sitúa en un escenario que envuelve esta investigación de agua, de pesadez y en cierta manera de frío. Con largos e inteligentes diálogos que muestran más de lo que parece sobre la sociedad de entonces, se desarrolla la trama, en torno a un misterio que poco a poco vamos descubriendo pero que prácticamente hasta el final se mantiene oculto. 


Ha sido una buena historia, magníficamente construida y llevada, con giros a veces sorprendentes y otras veces esperados por un lector avispado. De fácil lectura y mejor comprensión, se puede considerar novela negra, pero sin apenas violencia, y con cierta ironía y humor, que nos confirma que la gente no es solo buena y no es solo mala, sino que a veces simplemente sobrevive como mejor puede.

#EnUnLugarDeLaSierra
#AguasMil
#Muerte #Investigación #Años50
#Detective #SherlockYWatson #sobreviviendo
#BrigadaCriminal #GuardiaCivil
#Secretos #Odios #Personajes

Si te ha gustado, sigue mi blog 

                

Comentarios

  1. Estaba pendiente de que publicases la reseña para ver que te parecía. Me alegro de que te gustara. Me lo apunto para más adelante.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, guapa!
    Cuánto tiempo sin pasarme por aquí... A ver si ahora lo hago más a menudo ^^
    En cuanto al libro del que nos hablas, me alegra que te haya gustado tanto después de algunas decepciones literarias. A mí la verdad es que no me atrae en exceso, pero puede que sea porque tengo muchos pendientes a los que les tengo muchísimas ganas desde hace tiempo. Así que no lo descarto como lectura por si alguna vez tengo un bloqueo lector ;)
    Por cierto, me quedo con esta frase "nos confirma que la gente no es solo buena y no es solo mala, sino que a veces simplemente sobrevive como mejor puede". ¡Qué cierta es!
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares